Liverpool y Tottenham patinan y se aprieta la zona baja

Los dos partidos de las 17.00 eran sendas oportunidades tanto para el Liverpool como para el Tottenham para vencer y colocarse en la parte alta de la clasificación, aprovechando de esta manera el pinchazo del Manchester United y sin despegarse del Manchester City y del Arsenal que si cumplieron en sus encuentros, a la espera de lo que hiciera el Leicester en el difícil encuentro que le espera mañana frente al Chelsea. Pero en la Premier ya se sabe que no hay partidos fáciles y hoy tanto los 'reds' como los 'Spurs' han sido testigos de ello.

Liverpool – WBA: Origi salva los muebles en los minutos finales, frente a un WBA que vivió del balón parado

Se adelantó muy pronto el Liverpool, por mediación de Henderson, una gran jugada de los de Klopp, centro desde la izquierda que Lallana de cabeza deja perfecta para que el medicentro inglés remate a placer para anotar el primer tanto. Parecia que el partido se ponía muy de cara para los locales, pero los de Pulis no lo iban a poner tan fácil, y basandose sobretodo en una monumental defensa. Un error garrafal de Mignolet en una salida en un saque de esquina dio mucha vida al WBA. Dawson no desaprovecho el error del meta local y empato el partido. Al filo del descanso el lanzamiento de una falta desde un costado enmudeció Anfield, Olsson ganaba la partida a los defensores y mandaba el balón al fondo de las mallas. Cuando ya todos estaban dando por bueno el gol el línea y el árbitro decidieron anularlo por fuera de juego, decisión acertada.

Tras la reanudación todo siguió igual, partido bronco y muy físico como le gustan a Pulis. No tardó en saltar la sorpresa, de nuevo en un balón parado y con el mismo protagonista, Olsson esta vez sí podía celebrar el tanto que daba la victoria momentanea a su equipo. Una brutal entrada de Gardner sobre Lovren paró el partido varios minutos, el central quedó tendido con una herida en la pierna, finalmente tuvo que abandonar el terreno de juego en camilla y con muy mala pinta. El parón hizo que el árbitro diera ocho minutos de añadido, lo que a la postre supuso la salvación para el Liverpool. En el 95 cuando ya todo el mundo daba como ganador al West Brom, Origi probó suerte con un tiro lejano, este toco en la espalda de un defensa, el rebote sorprendio a Myhill que nada pudo hacer por evitar el tanto. El resultado final, empate a dos, resultado que le sabrá a poco a Klopp que tiene que ganar estos partidos para estar en la zona de arriba. Tampoco estará contento Pulis que vio como se le escapaban los puntos en el últimos suspiro.

Tottenham – Newcastle: Los Spurs se duermen en la parra y regalan tres puntos

Ni el más negativo en White Hart Lane podía imaginar cual sería el resultado final del encuentro, sobretodo después de ver la primera mitad donde el Tottenham fue amo y señor del partido y tuvo varias ocasiones para anotar gol pero ahí estaba Elliot para ponerselo difícil a los delanteros locales. Al borde del descanso un saque de esquina a favor de los Spurs iba a subir el primer gol al casillero, obra de Dier que se anticipó a todo el mundo en el primer palo haciendo justicia a lo visto sobre el césped.

Tras la reanudación se vieron dos caras totalmente distintas, la de los hombres de Pochettino que fueron de más a menos y la del Newcastle que gracias a los errores y la pasividad de los locales comenzaron a creer en sus posibilidades. De otro córner, como pasara en el gol del Tottenham, nació el gol de la igualda. Tras el lanzamiento de esquina se produjo un barullo en el área al final Mitrovic se encontró un balón suelto y lo mando dentro de la porteria. Con los londinenses perdidos sobre el terreno de juego se tuvo que esperar hasta el último minuto del tiempo de prolongación para saber el desenlace final del encuentro. Una jugada imposible del español Ayoze cambió el signo del partido, en un balón largo el delantero de las 'urracas' se quedó sin ángulo de disparo, aun así éste no perdió la fe y lo intentó, el disparo cogió despistado a Lloris que no estuvo nada bien y no acertó a sacar el balón aunque llegó a tocarlo, finalmente éste acabó colandose en la portería para desesperación del público asistente y para alegría de los visitantes.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.