De Gea y Courtois ponen el cerrojo

Empate a cero entre Manchester United y Chelsea, en el duelo de grandes en apuros disputado en Old Trafford. Van Gaal sigue en apuros pese a que su equipo dominó el juego y contó con más ocasiones. Los de Guus Hiddink no abandonan la parte baja de la tabla. De Gea y Courtois fueron las estrellas. Sus paradas mantuvieron con vida a reds devils y blues. 

Quién diría a comienzos de campaña que el primer encuentro entre United y Chelsea se jugaría en un contexto de crisis. Ambos están lejos de la lucha por el título y con problemas para generar fútbol. Louis Van Gaal llegaba a la cita con la soga al cuello después de la derrota y la mala imagen dejada el pasado sábado ante el Stoke City. El entrenador holandés del Manchester United vive momentos complicados y daba la impresión de estar más fuera que dentro del club antes del partido. Por su parte, los londinenses siguen intentando asentarse después de la marcha de José Mourinho.

Hiddink trata de cogerle el pulso al Chelsea, de estabilizarlo poco a poco y de dotarle de un sello propio. Es difícil identificar cuál es el estilo por el que se apuesta este año en Stamford Bridge. En Old Trafford, se vio a Pedro solo en punta. Sin Diego Costa, Remy ni Fábregas, el planteamiento visitante intuía una mentalidad conservadora. El Manchester United fue mucho mejor en el primer tramo del choque. 

En veinte minutos, los reds devils estrellaron dos palos contra la madera de la portería de Courtois. Uno Mata, al poco de arrancar la contiendo, con un potente disparo al larguero. El otro Martial, después de regatear a Ivanovic y al tirar a la base del poste derecho. Entre medias, De Gea comenzó su particular exhibición con una fenomenal intervención a remate de Terry. A balón parado tuvo sus mejores opciones el Chelsea en el primer tiempo. La primera de ellas desbaratada por el guardameta español, fiel a su cita con paradas milagrosas y plásticas. De las que dejan unas fotografías tan bonitas como los vuelos del madrileño.

En el otro lado, Thibaut Courtois pareció ser presa de los celos, porque decidió no ser menos. Cercana la media hora, el portero belga sacó un poderoso disparo lejano de Rooney. Por cierto, una de las mejores actuaciones del delantero inglés en los últimos tiempos. Combinando mucho y moviéndose con agilidad entre los defensas azules.

Muy superior el Manchester United en la primera parte. Los de Van Gaal merecían la victoria al descanso. Les afectó la falta de puntería. El segundo tiempo cambió. Se reajustó el Chelsea, al que pareció sentar mejor el paso por vestuarios. En el primer cuarto de hora de la reanudación, De Gea y Courtois se desfogaron. Impresionantes apariciones de dos de los mejores metas del mundo. El español fue el primer en salvar. Lo hizo tras un golpeo de Pedro con la zurda, que despejó con una estirada sensacional. En el rechace sacó el tiro de Azpilicueta con una acción de portero de fútbol sala: cuerpo abajo, brazos en cruz.

No menos mala fue la parada de Courtois minutos más tarde. Ander Herrera remató en el área pequeña un muy buen centro de Martial. El guardameta del Chelsea salvó un tanto ya cantado por la grada de Old Trafford, haciéndose grande bajo palos cuando la pelota entraba sin remedio. Las paradas tienen el mismo mérito y pueden poseer la misma belleza que los goles.

El Manchester United se fue diluyendo con el paso de los minutos y el Chelsea encontró los espacios. Matic dispuso de la ocasión más clara para los de Guus Hiddink. Solo contra De Gea, finalizando un clamoroso contragolpe, mandó la pelota al cielo de Manchester. Perdonaron los del oeste de Londres la posibilidad de adelantarse y, muy probablemente, sumar tres puntos en el teatro de los sueños.

Hasta el final, aumentaron los decibelos. Los cambios propuestos por Van Gaal no surtieron efecto (malos minutos finales de Memphis Depay y extraña decisión del holandés de agotar sus balas metiendo a Phil Jones por Blind, central por central), mientras que Hiddink pareció conformarse con la igualada. Rooney tuvo la última clara del duelo, al rematar alto un buen envío de Borthwick-Jackson. La pólvora estaba mojada. La vida sigue más o menos igual para Manchester United y Chelsea con el empate. Van Gaal parece ganar algo de oxígeno gracias al buen juego y Hiddink debe seguir en búsqueda de la estabilidad. En las porterías, De Gea y Courtois haciéndose notar.

Manchester United: De Gea; Young, Smalling, Blind (Jones, 80'), Darmian (Borthwick-Jackson, 69'); Schneiderlin, Schweinsteiger; Mata (Memphis, 76'), Ander Herrera, Martial; Rooney.

Chelsea: Courtois; Ivanovic, Zouma, Terry, Azpilicueta; Matic, Obi Mikel; Willian (Ramires, 69'), Hazard, Oscar (Loftus-Cheek, 90+2'); Pedro.

Goles: No hubo.

Árbitro: Martin Atkinson. Amonestaciones a Schneiderlin, Smalling, Schweinsteiger y Rooney por el Manchester United; a Obi Mikel y Hazard por el Chelsea.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.