El West Brom anima la lucha por la Premier

El Leicester se dejó dos puntos en su carrera hacia el título de campeón de la Premier. Un magnífico West Bromwich Albion empató en el King Power Stadium en un partido con grandes alternativas, juego trepidante, goles hermosos y emoción hasta el final. Brilló Mahrez, con una obra de arte en forma de asistencia, y también Gardner, con una brillante ejecución de una falta.

Si ha existido un único inventor del fútbol, seguramente pensó en algo parecido a lo que han ofrecido Leicester y West Brom al referirse a un partido bonito. Foxes y baggies no tienen el nombre de los clubes más importantes de Inglaterra, pero ofrecieron un espectáculo digno de los mejores. El líder pasó muchos apuros. Pudo ganar y perder frente a un rival muy competitivo, como todos los que entrena y dirige el veterano Tony Pulis. 

El técnico, de 58 años, planteó un choque rocoso. Le otorgó la posesión al Leicester, más acostumbrado a replegarse y contraatacar, y logró incomodarle mucho en los compases iniciales. Tanto fue así que a los diez minutos marcó Rondón. El delantero venezolano ganó una carrera a Huth, encaró a Schmeichel y definió por debajo de las piernas del portero danés del Leicester. El West Brom se adelantaba en el marcador y obligaba a los de Claudio Ranieri a remontar para mantener su ventaja en lo más alto de la clasificación de la emocionante Premier League.

Fueron momentos de confusión para el cuadro local, que debía asumir un rol al que no está acostumbrado. Tardó en reaccionar el Leicester City, siempre liderado por el brillante Mahrez en banda derecha. Vardy avisó con un testarazo a centro del argelino. Muy centrado, fue atrapado fácilmente por Foster. Poco después, superada la media hora, llegó el empate. Se lo guisó el doble pivote. King se la dio a Drinkwater, que disparó desde media distancia. El balón se encontró en el camino con el central sueco rival Olsson y al impactar en él salió desviado hacia el interior de la portería del West Brom. Es curioso que el Leicester no sólo no notara en la medular la importante baja por lesión de Kanté, sino que fueran los dos medios los que lograran igualar una contienda que se había complicado.

Antes del descanso, hubo tiempo para asistir a otra obra maestra firmada por el virtuoso Riyad Mahrez. El genial extremo del Leicester convirtió un envío largo sobre el área del West Brom en una asistencia antológica. Sin dejar que el cuero tocase el suelo, el franco-argelino usó el tacón para cederle a King el honor de adelantar a los foxes al filo del descanso. Gol precioso por un pase mágico de un futbolista pletórico. 

Parece que los jugadores del West Bromwich Albion se celaron en el intermedio. Había que volver a las tablas y, a poder ser, hacerlo con un tanto para ver repetido una y otra vez. Lo hizo Craig Gardner, que lanzó una falta desde las inmediaciones de la frontal del área. Golpeó con el empeine interior de su pie derecho. El esférico superó la barrera y durmió en las redes defendidas por Schmeichel.

A partir de ahí se desató la locura. Sin centro del campo, desnudos al ataque. El Leicester buscó una victoria que le diese la posibilidad de aumentar su ventaja en el liderato, el West Brom no se quedó atrás en su lucha por los tres puntos. No parece que vayan a tener problemas para salvarse los de Tony Pulis. Okazaki tuvo una de las más claras, al rematar al larguero un centro de Albrighton. En el primer tiempo, Vardy ya se ha había encontrado con la madera, en otro cabezazo que rozó el gol. 

Entre ataque y ataque brilló Foster, salvando al West Brom hasta en tres ocasiones. Una de ellas, en un mano a mano con el mismísimo pichichi de la Premier. Vardy recuperó un balón y enfiló hacia la portería. Su derechazo lo despejó el portero inglés, que volvería a ser clave cercano el final, al repeler con el cuerpo un tiro muy cercano de Morgan tras bajar este del aire una pelota en un córner. Por parte visitante lo intentaron Rondón, que desde el área pequeña remató por encima del larguero, y Gardner, que le cogió el gusto a chutar desde lejos.

Con todo por decidir se llegó al tiempo de descuento. En el campo estaba Ulloa, el héroe del pasado sábado ante el Norwich City. El delantero argentino estuvo a punto de repetir su gol con valor de tres puntos, pero no acertó a rematar una pelota peinada por Mahrez. El 2 – 2 campaba en el marcador cuando el árbitro pitó el final. Al Leicester se le atragantó el siempre difícil West Bromwich Albion, que anima la pelea por ganar Premier tras empatar en el estadio del líder. El Tottenham acecha. 

Leicester City: Schmeichel; Simpson, Huth, Morgan, Fuchs (Gray, m.79); Mahrez, Drinkwater, King, Albrighton (Schlupp, m.64); Okazaki (Ulloa, m.64) y Vardy.

West Bromwich Albion: Foster; Dawson, McAuley, Olsson, Chester; Fletcher, Yacob; Sessegnon (Sandro, m.90+2), Berahino, Gardner (McClean, m.83); Rondón (Anichebe, m.92).

Goles: 0-1, m.11: Rondón. 1-1, m.30: Drinkwater. 2-1, m.45: King. 2-2, m.50: Gardner.

Árbitro: Mark Clattenburg. Amonestaciones a Sessegnon y Yacob, del West Brom.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.