Un Cesc brillante salva a un mediocre Chelsea

Gran partido del catalán (2-2) que con un doblete, ambos a balón parado, salvó a su equipo de la debacle. Los hammers controlaron varias fases del encuentro, pero cuando pudieron acabar con los blues no lo hicieron. Los de Bilic se adelantaron hasta dos veces en el marcador, con goles de Lanzini y Carroll. Terry fue homenajeado con un trofeo por sus 700 partidos como blue

 

En situaciones desesperadas, aparecen héroes inesperados. Hoy Cesc Fábregas se puso los galones y alivió a la grada del Bridge. Una grada que veía como, desde el golazo de Lanzini en el minuto 17 tras un disparo imparable para Courtois, le volvía a tocar sufrir. Los blues viven en una burbuja extraña. Ya hace tiempo que dejó de ser dominador, pero es que ahora le ha cogido el gusto a ser dominado. Durante los primeros compases, apenas tuvo el balón. El West Ham se dedicó a moverlo de un lado a otro, con Lanzini como enganche, Payet por todas partes y Valencia multiplicándose, tanto en defensa como en ataque. Diafra Sakho se dedicó a arruinarle la tarde a Ivanovic y Cahill, sin duda el sector de la zaga que más perjudicado se ha visto este año.

 

terry 700 matches

 

Pero como comenté antes, al Chelsea ahora le va la marcha. Y tras encajar, el equipo de Hiddink se dedicó a empujar y llegar con aseduidad al arco defendido por Adrían, que una vez más se mantuvo soberbio. El meta español sigue manteniéndose a un nivel altísimo y son muchos ya los aficionados, sean del West Ham o no, que se preguntan por qué no es internacional con la Roja. Todo un misterio. El sevillano sacó de quicio a Remy, Willian y a Oscar, hasta que llegó Cesc. El de Arenys de Mar posó el balón, le pidió a Willian la falta y así, en el descuento de la primera mitad, clavó un soberbio disparo a la escuadra, imposible para cualquier meta. Con el empate, el Bridge respiró y se vio un cambio de actitud. A destacar el rendimiento de Fábregas, que robó, distribuyó y luchó como el que más. De los mejores partidos del español con la elástica azul.

Pero nada más lejos de la realidad. El Chelsea volvió por sus fueros y en el minuto 63, tras una pérdida de Oscar, llegó el 1-2 de los hammers. Con Ivanovic y Cahill descolocados, Dimitri Payet se sacó un pase de escuadra y cartabón para Carroll, que acababa de ingresar apenas dos minutos antes. El siempre polémico delantero fusiló a Courtois por su palo, desencadenando la locura entre los seguidores del West Ham. Y como antes, el Chelsea, tras encajar, se dedicó a asediar a Adrián San Miguel una y otra vez, sin suerte. Los minutos pasaban y la racha imbatible de Guus parecía que llegaba a su fin pero en el minuto 89, Michail Antonio derribaba a Loftus-Cheek dentro del área. El trencilla no dudó: penalti y gol de Cesc que repartía los puntos entre dos equipos que nunca se encontraron cómodos. Los blues siguen soñando con las posiciones europeas, los hammers perdieron su cuarta plaza. Todo sigue abierto.

FICHA TÉCNICA:

CHELSEA: Courtois; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Mikel, Fabregas; Willian, Oscar (Loftus-Cheek, min 84), Kenedy (Pedro, min 46); Remy (Traore, min 63).

WEST HAM: Adrian; Antonio, Reid, Ogbonna, Cresswell; Kouyate, Noble; Lanzini (Obiang, min 82), Payet, Valencia (Emenike, min 75); Sakho (Carroll, min 60).

GOLES: Cesc Fábregas (min 45+3, 89) / Lanzini (min 14), Carroll (min 63)

ESTADIO: Stamford Bridge

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.