Espectáculo sin ganador en Anfield

Liverpool y Tottenham empataron a un tanto en un partido con grandes alternativas, plagado de ocasiones y con emoción hasta el final. Coutinho adelantó a los de Klopp, que se estrellaron contra Lloris en la primera parte. Kane empató para los Spurs, con el Leicester muy pendiente de su fallo para escaparse en la lucha por la Premier. 

El fútbol inglés estará contento por el partido que se ha disputado en Anfield. Un espectáculo en el que primó el fútbol ofensivo y al que le faltó resolución. Ni Liverpool ni Tottenham fueron capaces de desequilibrar la balanca a su favor, a pesar de contar con oportunidades más que suficientes para haber sumado tres puntos. Peor marcador para el cuadro del norte de Londres, que se queda a cuatro puntos del Leicester con un partido más. Los de Ranieri aún tienen que jugar ante el Southampton, por lo que pueden abrir brecha con su más inmediato perseguidor.

Era un examen difícil para los jóvenes futbolistas de Pochettino. El mejorado e ilusionante Liverpool de Jürgen Klopp les esperaba en su propia casa y en el primer tiempo tuvieron que recurrir a su portero, el francés Hugo Lloris, para no llegar al descanso perdiendo. Hasta en cuatro ocasiones salvó el meta galo a los Spurs. La primera a los veinte minutos, al evitar un gol en propia puerta del surcoreano Son. La segunda en un disparo de Sturridge en el área, que tras un fenomenal pase de Coutinho disparó duro y centrado encontrándose con el despeje del mencionado guardameta. A continuación le probaron Lallana, con un tiro desde la frontal que se encontró con una enorme estirada, y Coutinho, con un remate a bocajarro que Lloris sacó a mano cambiada.

Esa es la principal razón de que el Liverpool no diese con las redes en los primeros 45 minutos. En la segunda parte, el Tottenham contó con más ocasiones, comenzando con un remate de Alli en el área pequeña nada más reanudarse la contienda que se fue desviado. Los de Pochettino jugaron al intercambio de golpes y el partido entró en una dinámica preciosa para el espectador neutral. Ataques, ataques y más ataques. 

El que atizó antes fue el Liverpool. A los 51 minutos, una magnífica combinación entre Coutinho y Sturridge con asistencia del segundo terminó con un lanzamiento raso y ajustado a la izquierda de la portería de Lloris. La estirada del francés fue estéril. El balón durmió en la red. Anfield y Leicester celebraban el gol red. Aunque la alegría no duró demasiado.

El Tottenham se estiró y pudo empatar superado el cuarto de hora de la segunda mitad. Ese huracán llamado Kane, que promete muchos y futuros tantos para Inglaterra, recibió un centro de Eriksen de espaldas a portería y conectó un tiro cruzado que superó a Mignolet y equilibró el electrónico. Con más de 25 minutos por jugarse, la emoción era total. Klopp se negó a guardar fuerzas para la Europa League, no va con el estilo del entrenador alemán del Liverpool especular (por eso sus equipos son tan agradables de ver), y Pochettino quería los tres puntos para presionar al Leicester. 

Ni la juventud con calidad del Tottenham ni los ataques verticales del Liverpool se lograron imponer. Mignolet sacó un duro disparo de Eriksen, que volvería a acercarse al premio en la recta final en una falta que salió lamiendo el poste. En los locales, las dos más claras las tuvo Coutinho. Fue mediante una internada por la izquierda que terminó con un centro-chut raso que nadie pudo rematar y con un tiro desde la frontal del área que se marchó a muy pocos centímetros de la puerta de Lloris. 7

Nadie acertó, y con la igualada se llegó a los tres pitidos finales. Liverpool y Tottenham regalaron un encuentro divertido sin ganador que puede dejar al Leicester City más líder de la Premier. La pelota, ahora, está en el tejado de los hombres de Claudio Ranieri.

Liverpool: Mignolet; Clyne, Lovren, Sakho, Moreno; Can, Henderson; Milner (Ibe, m.90), Lallana (Allen, m.82), Coutinho; Sturridge (Origi, m.71).

Tottenham Hotspur: Lloris; Walker, Alderweireld, Wimmer, Rose; Dier, Dembele; Son (Chadli, m.66), Alli (Mason, m.87), Eriksen; Kane.

Goles: 1-0, m.51: Coutinho. 1-1, m.63 Kane.

Árbitro: Jon Moss. Amonestó a Can y Coutinho, del Liverpool.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.