La Inglaterra de Allardyce arranca con buen pie

Los Three Lions suman sus primeros tres puntos (0-1) tras un partido muy disputado. La defensa eslovaca hizo lo imposible para frustrar todos los ataques ingleses pero nada pudieron hacer con el gol de Lallana en el 94. Skrtel fue expulsado por dos acciones violentas, lo que mermó a los locales

El proyecto de Sam Allardyce carbura. Hoy pudimos ver a una Inglaterra muy agresiva en la presión, muy vertical en ataque y muy seria en defensa. Su toque rápido obligó a los eslovacos a defender desde el minuto 1 de partido. Sin duda algo que gustó fue la capacidad de los ingleses para montar transiciones con gran velocidad. Eso sí, de cara a portería no fue lo efectivo que se esperaba. Hasta el minuto 39 no hubo un disparo entre los palos de Kozacik. Harry Kane hoy estuvo desaparecido, llevando más el peso de la ofensiva los trecuartistas, con un Rooney que se le ve más lento pero con mayor visión. Sterling intentó por todos los medios llegar al arco, aunque Hubocan hoy le dejó en poco. El eslovaco le tomó la medida al pequeño extremo y las pocas veces que le rebasaba, creaba peligro. Pero el más destacado fue Adam Lallana. Sacrificado e involucrado en ataque, con muchos cambios de posición, fue de lo más destacado de una primera mitad en la que salvo el disparo de Sterling en el 39 antes mencionado, no hubo más.

La segunda parte comenzó con mucho ímpetu, ya que poco después de comenzar, Martin Skrtel veía su segunda amarilla. El capitán, que había estado repartiendo estopa como acostumbra, centró sus esfuerzos en parar a Kane por todos los medios. Su segunda amarilla pudo ser roja directa, ya que no solo derribó al delantero del Tottenham con dureza sino que además le remató pisándole en el tobillo con violencia. A partir de ahí, los eslovacos se replegaron más aun y daban por bueno el empate. Allardyce no tardó en introducir a Dele, que puso patas arriba el ataque inglés y la defensa eslovaca, con conducciones y pases filtrados que eran sinónimo de peligro. Su entrada fijó a la zaga, que con uno menos sufría para cubrir los espacios.

lallana

La entrada poco después de Walcott dio velocidad y esto, unido al empuje de los ingleses fue apretando el partido. Se olía el gol y el nuevo técnico quitó a un Kane negado para introducir a Sturridge. El cántaro llegaba demasiado a la fuente y cuando el público eslovaco de Trnava ya celebraba el empate, un pase de la muerte de Rose para Lallana culminaba con un disparo del mismo por debajo de las piernas de Kozacik que entró finalmente y daba los tres puntos a los Three Lions. Premio merecidísimo para todos y en especial para su autor, que había tenido las más claras, incluido un disparo al palo. La convocatoria no fue revolucionaria pero si se ven cosas nuevas en el seno de la selección. Estaremos pendientes de su evolución. Pero por lo que vimos hoy, pinta bien.
 

FICHA TÉCNICA:

Eslovaquia: Kozacik; Pekarik, Skrtel, Durica, Gregus, Hubocan, Hamsik, Svento (Kiss, min 71), Mak (Kubik, min 71), Duris, Pecovsky (Gyomber, min 55).

Inglaterra: Hart; Walker, Cahill, Stones, Rose; Dier, Henderson (Dele, min 64); Sterling (Walcott, min 71), Rooney, Lallana; Kane (Sturridge, min 82).

Goles: Lallana (min 90+4)

Estadio: Anton Malatinsky, Trnava, Eslovaquia.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.