El Manchester pierde dos puntos en el último suspiro

Empate que sabe a gloria al Arsenal y que duele y mucho al Manchester United (1-1). Los red devils fueron muy superiores sobretodo en la segunda mitad donde anularon a los gunners por completo pero les faltó anotar otro gol para matar el partido, el no hacerlo les costó muy caro. Se adelantaron los locales por mediación de Juan Mata, en el último minuto de partido anotaba Giroud con un gran cabezazo

Choque de trenes en Old Trafford, un Manchester United en alza recibía a un Arsenal en tercera posición buscando sacar algo positivo de un campo siempre complicado. El morbo estaba servido y no solo en el césped sino también en los banquillos, la relación entre Wenger y Mourinho es digna de culebrón y siempre que se enfrentan la tensión es muy palpable.

El enfrentamiento comenzó con mucho ritmo y con alternativas para ambos dando a los espectadores un partido de ida y vuelta, aunque con dudas en los metros finales que hicieron que las ocasiones no llegaran hasta bien entrado en el tramo final del encuentro. Los 'gunners' con más posesión intentaba hacer posesiones largas para encerrar al United que siempre tiene errores defensivos, pero no se daban esos errores y los visitantes cada vez más iban ofreciendo un juego más plan, más horizontal, solo los destellos de calidad de Özil y los desmarques de Alexis ofrecían algo diferente para romper la defensa.

Los diez minutos finales del primer periodo tuvieron un dueño claro, el equipo de Mou comenzó a presionar más arriba y los errores en la salida de balón de los londinenses no tardaron en llegar. Podría haberse llevado uno o dos goles de ventaja el Manchester pero Peter Cech lo evitó con dos grandes intervenciones, primero sobre un disparo cruzado de Mata tras un gran pase de Pogba, tan solo cuatro minutos después volvía intervenir de forma magistral para evitar el tanto de Martial.

La segunda mitad fue un monólogo de los 'red devils' metieron al Arsenal en su campo y lo avasallaron. Todo esto al ritmo de un nombre propio, Ander Herrera, que hizo una maravillosa segunda mitad manejando el fútbol de su equipo, siempre filtrando balones a los hombres de arriba. Fue en el minuto 70 cuando éste en una internada por la derecha mandaba un balón al centro del área, ahí llegando desde atrás apareció Juan Mata que de primeras anotó un merecido tanto para los locales.

El partido siguió igual, con unos 'gunners' incapaces de llegar arriba y crear peligro, todo lo contrario a pesar de ir perdiendo seguían sufriendo en cada posesión de sus rivales. Pero el fútbol en ocasiones tiene unos caprichos inesperados, Wenger dio entrada en los minutos finales a Oxlade por Jenkinson para que hiciera de Carrilero, también dio entrada a Giroud, ambos jugadores fueron protagonistas en el último minuto de juego, el extremo desbordaba por la derecha y ponía el centro al área donde un portentoso Giroud se imponía sobre toda la defensa para anotar con un potente cabezazo. Era el minuto 89 y ese era el primer disparo a puerta de los hombres de Wenger.

No mereció empatar el Arsenal, pero los de Mourinho no hicieron lo suficiente por matar el encuentro y lo acabaron pagando caro, un punto que para unos sabe muy dulce y para otros sabe a derrota.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.