Manchester United – Tottenham, tres puntos para seguir en la brecha

Manchester United y Tottenham Hotspur se citan este domingo en Old Trafford para disputar el partido estrella de la jornada. Tanto los red devils como los spurs deben sumar los tres puntos para seguir aspirando a hacer algo más que clasificarse a competiciones europeas.

Las situación de ambos clubes en la tabla clasificatoria es muy parecida, ya que el Manchester United ocupa la sexta plaza y el Tottenham Hotspur ocupa la quinta plaza, separados por seis puntos. Sin embargo las sensaciones son muy distintas, ya que a principio de temporada el Manchester United aspiraba a todo, y de momento estas aspiraciones se están quedando muy lejanas, mientras que el Tottenham Hotspur tras su tercer puesto en la pasada Premier League aspiraba a repetir o poder acercarse a ese hito, que debido a los equipos rivales no era nada fácil. Sin embargo, está pudiendo dar mucha guerra en esta campaña. 

UnitedSpursLos red devils llegan al partido inmersos en una crisis de resultados en lo que al campeonato local se refiere. Dos victorias en los últimos diez partidos es un pobre bagaje para un equipo con una fortísima inversión y hecho para ser campeón de la Premier League. El rival que va a tener enfrente no es el propicio para romper esa racha, ya que los hombres de Mauricio Pochettino solo han perdido un partido en todo lo que llevamos de competición, junto al Arsenal el único equipo que registra una derrota en las 14 jornadas de Premier League. Si bien hay que decir, que esa derrota fue hace dos jornadas frente al Chelsea de Antonio Conte, una derrota más que posible frente a un equipo que tiene la maquinaria totalmente engrasada. El Manchester United viene de empatar 1-1 en casa del Everton, mientras que el Tottenham se dio un festín a costa del colista, un gran 5-0 al Swansea que hace de los spurs un rival temible. Además de todo esto, el Tottenham Hotspur tiene la defensa más solida de todo el campeonato (solo ha encajado 10 goles), mientras que el ataque del Manchester United no es de lo mejor de la liga (19 goles a favor, los mismos goles que equipos como el Bournemouth y menos que el Crystal Palace o el WBA).

En el Manchester United capitaliza esos goles su número 9, Zlatan Ibrahimovic. El sueco ha marcado 8 de esos 19 goles, es decir, casi el 50% de los goles del equipo de Old Trafford llevan su firma. Unas cifras que dicen bastante de la capacidad goleadora del ex del PSG, pero que dicen muy poco de la capacidad goleadora de su equipo, y más cuando comparte responsabilidad con jugadores como Wayne Rooney (1 gol) o Anthony Martial (2 goles). Sin embargo en el Tottenham los goles están mucho más repartidos, aunque la vuelta a los terrenos de juego de Harry Kane ha devuelto al delantero inglés la responsabilidad de anotar los goles. El número 10 de los spurs ha anotado 7 goles en sus 9 partidos de Premier League disputados, a lo que hay que añadir sus 2 goles en los 3 partidos de UEFA Champions League. Toda una referencia para el equipo londinense, que será más que un incordio para la defensa del Manchester United, aunque sorprendentemente no ha sido capaz de anotarles un gol en los 5 partidos que ha jugado contra ellos, una de las pocas porterías que no ha sido capaz de perforar.

Gol AlliJosé Mourinho no podrá contar con la participación de Luke Shaw y Chris Smalling, aunque podrá contar con la participación de Eric Bailly, que jugó sus primeros minutos frente al Zorya el pasado jueves. El Tottenham cuenta con todos sus hombres a disposición de Pochettino, con la gran alegría de la vuelta del defensa belga Toby Alderweireld, que al igual que Bailly, disputó unos minutos en el partido de Champions League frente al CSKA de Moscú.

Ambos equipos han disputado nada más y nada menos que 87 partidos, con 51 victorias para el Manchester United, 16 para el Tottenham Hotspur y 20 empates, una estadística brutalmente aplastante que favorece al equipo de Old Trafford. Sin embargo la pasada temporada el Manchester vivió una derrota muy clara en el partido de vuelta disputado en White Hart Lane, al perder 3-0 gracias a los goles de Dele Alli, Toby Alderweireld y Erik Lamela. En el partido de ida el equipo que entrenaba Louis Van Gaal venció por 1-0 gracias a un gol en propia puerta de Kyle Walker.

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.