Leicester y Leipzig, el mismo sueño pero con diferentes vidas

El mundo del fútbol se ha modificado durante estos años y no solo porque muchos clubes han logrado hazañas deportivas sino por la pasión, la filosofía y la ilusión por reinar en el continente. Equipos como el Leicester y el Leipzig, han irrumpido y se han concienciado de qué pueden cambiar la historia del balompié.


No ha pasado ni un año de la gesta del Leicester coronándose campeón de la Premier League cuando ya hay varios equipos en Europa, que quieren repetir el cuento de hadas vivido por los de Ranieri la temporada pasada. Creo que todo el mundo del fútbol y quien no es del fútbol, se emocionó cuando Wes Morgan y Claudio Ranieri levantaron el trofeo más laureado de Inglaterra al cielo del King Power Stadium, una gesta histórica que rompía con la superioridad de los favoritos y le decía al mundo entero, que siendo humildes también puedes lograr grandes hazañas.

Una alineación que cualquier aficionado al fútbol se sabía de “carrerilla”: Schmeichel, Huth, Fuch, Morgan, Simpson, Albrighton, Drinkwater, Mahrez, Kanté, Vardy y Okazaki. Un equipo y una historia que comenzó a escribirse en día 21 de Noviembre cuando los de Ranieri alcanzaban por primera vez el liderato de la Premier League. Desde aquel día, la historia del Leicester y de la Premier cambiaría por completo porque meses después, el 2 de Mayo de 2016, los “Foxes” se coronarían como campeones de liga. Después de derrotar al Liverpool y al Manchester City, entre otros muchos, los de Ranieri harían un campeonato perfecto consiguiéndolo desde la base de su juego, los contragolpes y la efectividad de cara a puerta.

ranieri-leicester-campeonPocos meses después de la gesta del Leicester en Inglaterra, nace en Alemania otro sueño aunque algo distinto al “Foxes”.  El RB Leipzig (RasenBallsport Leipzig) irrumpe en la Bundesliga de una manera espectacular y un juego que nos recuerda al de aquel Leicester campeón. No son los Vardy y Mahrez pero tienen a varios “peloteros” como Naby Keita y Emil Forsberg además del goleador Timo Wenger, que les permite luchar codo con codo contra el todopoderoso, Bayern de Munich. Un equipo que ha ido ascendiendo año tras año hasta llegar a la máxima categoría del fútbol alemán y una vez llegada a ella, sorprendentemente ha mostrado su candidatura para luchar por el título de liga.

El Red Bull Arena se ha convertido en su fortín donde aún no ha perdido y ha derrotado a equipos como el Borussia Dortmund, uno de los favoritos al título, el Schalke 04 o el Hertha de Berlín. Un inicio de campeonato estelar que no pudo culminarse en el Alianz, donde cayeron por 3-0 ante el Bayern de Carlo Ancelotti. Muchas similitudes con el Leicester en el estilo de juego y como ha ido consiguiendo esas victorias que le permite estar arriba de la tabla, pero con una principal diferencia, la identidad del club.

rb-leipzigEl RB Leipzig se considera el equipo más odiado de Alemania. Los petrodólares llegaron a la ciudad de Leipzig en 2009 y en tan solo siete años de historia, los “Die roten Bullen” han llegado a la máxima categoría del fútbol alemán. Para entender el odio al RB Leipzig, hay que retroceder a la unificación alemana, cuando el “este” del país queda en el olvido del fútbol alemán. Por ello, la empresa Red Bull con una facturación increíble, busca en la ciudad de Leipzig un equipo para devolver al mapa futbolero, el “este” de Alemania. El primer intento es el FC Sachsen de Leipzig, que parecía ser el agraciado pero sus aficionados impidieron la compra del club por lo que esta empresa, tuvo que generar un club desde cero. Su filosofía se basa en la cantera y en la creación de jóvenes promesas tanto en la educación como en los valores futbolísticos, y es por eso, por lo que los alemanes odian al RB Leipzig ya que interpretan que se han cargado la tradición del fútbol al ser un club capitalista.

El RB Leipzig pretende con el dinero, crear no solo un modelo de cantera sino que también de un estilo futbolístico. Algo insólito en el mundo del fútbol ya que los petrodólares que han invertido lo han hecho para fichar y no para crear un modelo deportivo. Es por ello, por lo que no deberíamos odiar al RB Leipzig y animarlo como hicimos con el Leicester ya que si apuestan por el fútbol y hacen de este deporte, algo emociónate. 

Twitter: @ProyectoPremier@albarcon_18

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.