Peter Osgood, el rey de Stamford Bridge

Nombrado por la afición del Bridge como "El Rey", Osgood (1947-2006) hizo las delicias de los aficionados blues durante la década de los 60 y principios de los 70. Con una técnica depurada, gozaba de altura, velocidad y sobre todo olfato goleador, marcó 150 goles en 380 partidos. Tal fue su impacto en el Chelsea que el club le dedicó una estatua a las puertas del estadio. Hoy cumpliría 70 años, pero Osgood siempre estará en el corazón de los blues.

Tanto como si eres aficionado del Chelsea como si no, al haber visto un partido de los londinenses como local habrás visto una pancarta en Pancarta OsgoodShed End (fondo sur de Stamford Bridge) que reza "Born is the King". Esta pancarta está dirigida a Peter Osgood, uno de los jugadores legendarios del club azul. Tras su increible debut en la Copa de la Liga (actualmente Capital One) contra el Workington en diciembre de 1964, marcando 2 goles con tan solo 17 años, el espigado delantero (1,84 centímetros) se convirtió en un jugador clave en las alineaciones del equipo reserva, anotando 30 goles en 20 partidos. Tras una excelente temporada y una gran gira veraniega en la cual marcó 12 goles en 8 partidos, el entrenador Tom Docherty lo ascendió a la primera plantilla. Osgood debutó con el primer equipo en la Copa de Ferias (hoy en día denominada UEFA Europa League) contra la Roma, ganando el cuadro londinense 4-1.

Su progresión fue tan radical que marcó 7 tantos una vez que se asentó al equipo a principios de temporada, incluyéndolo Alf Ramsey dentro de una preselección de cuarenta jugadores para el Mundial del 66 que se disputaría en Inglaterra (y que ganarían los organizadores). Una terrible lesión cortó de raiz su brillante progresión durante el mes de octubre del 66, dejándolo en dique seco todo el año y perdiéndose la primera final de la FA Cup que disputaba el Chelsea en su historia, cayendo los blues 2-1 contra el Tottenham. Tras recuperarse, poco a poco fue alcanzando su nivel, jugando la siguiente temporada de centrocampista con el 4 a la espalda, pero la posición que le colocó en el olimpo de los blues fue la de delantero. Con el 9, Osgood fue figura clave en la consecución de la FA Cup de 1970, marcando en todos los partidos de la competición incluido en auténtico golazo en la final contra el archienemigo de la época, el Leeds United. Un tremendo cabezazo en plancha en el replay dio a los blues la ansiada copa nacional que tres años antes se le había escapado.

osgood goal leedsEn la siguiente temporada, Osgood se convirtió una vez más en protagonista, marcando contra el Real Madrid en la final de la Recopa otro gol sensacional en Atenas. Tras terminar el primer partido 1-1 con gol de Osgood incluido, el delantero inglés marcó el segundo tanto de los blues, que le daba a la entidad de Londres su primer título continental. A pesar de ser muy querido por la afición, su fama de playboy (destacó su affair con la famosa actriz Rachel Welch) le tildó en ocasiones de ser muy poco profesional y por ello, en 1974, el entrenador Dave Sexton decidió venderlo al Southampton por 250.000 libras, todo un dineral para la época. Cuatro años después volvería para salvar a un Chelsea en bancarrota y al borde del descenso, aunque finalmente el equipo quedaría último y descendería. 

"El Rey" fue muy querido por todos en el club y ningún jugador ha podido superar su estatus de leyenda. Otros jugadores en la entidad han marcado más goles, han jugado más partidos, pero nadie con el desparpajo y la carisma de un jugador cuyas cenizas están enterradas debajo del punto de penalti del fondo sur. Su canción es cantada en todos los partidos del Chelsea, tanto en casa como fuera. Peter Osgood, el rey del Bridge.

Osgood_PeterA

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.