El Liverpool gana a un Arsenal que tira la primera parte

Victoria del Liverpool (3-1) ante un Arsenal que tiraba la primera parte, tanto por la alineación como por el juego desplegado en Anfield. Muy superiores los reds, sobre todo en la primera mitad que les bastó para sentenciar el partido. Con esta victoria el Liverpool mantiene intactas sus opciones sobre la segunda plaza, mientras que el Arsenal cae al quinto puesto.

El Arsenal saltaba a Anfield Road con un XI inicial muy extraño, o al menos a priori y viendo las últimas alineaciones de Arsene Wenger. Puede que el entrenador francés estuviera pensando en el partido de este martes frente al Bayern de Munich, a pesar de que los gunners tienen la eliminatoria francamente cuesta arriba. Alexis Sánchez, Aaron Ramsey o Theo Walcott empezaban el partido desde el banquillo, y eso iba a costar caro al técnico francés.

El partido empezó con un control total del Liverpool, capitalizando el juego aunque no las ocasiones, que se reducían a meros acercamientos al área de Petr Cech. Pero a la primera que tuvieron los reds la aprovecharon a la perfección, centro de Sadio Mané desde la banda izquierda y Roberto Firmino controló el balón, regateando a un defensa local y a Cech, llevando el balón al fondo de las mallas. Minuto 9 y los locales ya estaban por delante en el marcador, con un Arsenal que de momento miraba como los reds movían el balón.

Avanzaba el partido y seguia como había empezado, los locales dominando totalmente y un Arsenal a verlas venir. Arsene Wenger parecía arrepentirse de su idea inicial, y empezaba a mover el banquillo y a hacer calentar a los jugadores reservas, entre ellos a Alexis Sánchez, aunque poco tiempo después iba a hacerles volver al banquillo. Igual el francés buscaba hacer reaccionar a los jugadores titulares, pero nada más alejado de la realidad, ya que el Arsenal seguía sumido en la más absoluta mediocridad. 

coutinho mane arsenal liverpoolY como decimos, el guion del partido seguía igual, con una gran ocasión de Phillipe Coutinho que con un gran disparo desde la frontal de área hacía emplearse a fondo a Cech para mantener el 1-0 en el marcador. Pero el dominio local seguía siendo aplastante, y el 2-0 que todos preveíamos era cuestión de tiempo. Y solo teníamos que esperar al minuto 39 para verlo, fallo colectivo de la defensa gunner, que no veía un gran pase de Roberto Firmino a Sadio Mané, que totalmente solo y con con un gran derechazo batía a Cech poniendo en 2-0 en el marcador. Un resultado totalmente justo que plasmaba la diferencia de juego existente entre los dos equipos. El Liverpool podría haber aumentado la distancia en esta primera parte, pero el gran control de Coutinho que le permitía quedarse solo ante el portero del Arsenal iba a ser respondido con una gran parada de Cech, impidiendo que el 3-0 subiese al marcador.

La segunda parte comenzaba con un cambio en el dibujo del Arsenal, se retiraba Coquelin que además de ser uno de los peores jugadores visitantes tenía tarjeta amarilla y entraba Alexis Sánchez, el jugador más determinante de la plantilla gunner que solo iba a disponer de 45 minutos para dar la vuelta al partido. Y el cambio de táctica iba a suponer un gran vuelco en el partido, ya que la primera gran oportunidad de la segunda parte iba a ser para el Arsenal, centro desde la banda derecha que iba a terminar en la cabeza de Olivier Giroud y su remate era respondido con una gran parada de Mignolet. Minuto 3 de la segunda parte y el Arsenal había logrado lo que no había podido hacer en la primera mitad, poner en dificultad a la defensa del Liverpool.

Y la siguiente ocasión la materializaba el Arsenal, gran pase de Alexis Sánchez a Danny Welbeck, y el inglés batía a Simon Mignolet haciendo que su equipo se acercase en el marcador. Se podía pensar que era un excesivo premio a lo visto en el campo, pero el cambio de imagen del Arsenal con respecto a la primera parte era radical.

El partido se comenzaba a convertir en un ida y vuelta, algo que no interesaba mucho al Liverpool que era el equipo que mandaba en el marcador. Ocasiones del Arsenal fruto del empuje y de la entrada de Alexis Sanchéz que eran respondidas con ocasiones a la contra del Liverpool, generalmente muy bien conducidas por Sadio Mané, Coutinho y por Roberto Firmino. En el minuto 82 el recien ingresado Origi iba a tener la mejor ocasión para sentenciar el partido, pero su cabezazo se estrellaba contra el palo de la portería defendida por Cech. Hasta el final del partido muy poco que contar, solo la sentencia definitiva de Wijnaldum, que marcó el 3-1 en el tiempo del descuento, haciendo que los tres puntos se quedaran en Anfield Road.

Ficha técnica

Liverpool: Mignolet; Clyne, Matip, Klavan, Milner; Wijnaldum, Emre Can; Lallana, Coutinho (79' Origi), Mané; Firmino 

Arsenal: Cech; Bellerín, Mustafi, Koscielny, Monreal; Coquelin (45' Alexis Sánchez), Xhaka; Oxlade-Chamberlain, Iwobi, Welbeck (74' Lucas Pérez); Giroud (74' Walcott)

Goles: 1-0 (9' Roberto Firmino), 2-0 (39' Sadio Mané), 2-1 (56' Welbeck), 3-1 (92' Wijnaldum)

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.