Alemania – Inglaterra, un amistoso con sabor a oficial

Alemania frente a Inglaterra, o lo que es lo mismo, uno de los grandes partidos entre selecciones que se puede encontrar en el continente europeo. El partido del miércoles (20:45 horas) será un amistoso, pero cuando dos rivales como estos se encuentran el partido deja de serlo.

El partido se disputará en el Signal Iduna Park de Dortmund, un escenario que con sus más de 81.000 espectadores es digno de un encuentro de esta altura. Un estadio que también será testigo de un momento muy emotivo, y es que el delantero Lucas Podolski ha anunciado la retirada de la selección alemana, y disputará frente a Inglaterra su último partido. El ex-jugador del Arsenal (entre otros muchos) es el tercer jugador con más partidos disputados con la selección alemana, y en sus 129 internacionalidades ha logrado marcar 48 goles, siendo el cuarto máximo goleador histórico. Quien no estará presente en el campo sera Manuel Neuer, que con unas molestias en su pierna no ha sido convocado para esta semana de partidos internacionales. Su puesto en la convocatoria lo ocupa Kevin Trapp, portero del PSG, que en caso de jugar algún minuto debutaría con su selección, a pesar de haber sido convocado en varias ocasiones, y su puesto en la portería se lo disputarán Bernd Leon y Marc Andre Ter Stegen. El que si estará en el estadio de Dortmund será Timo Werner, una de las grandes sensaciones de la Bundesliga, y que a pesar de su juventud (21 años), ha logrado marcar 14 goles en sus 24 partidos con el Red Bull Leipzig. En el resto de la convocatoria ninguna novedad reseñable más, contando con la presencia de cuatro jugadores que actualmente están jugando en la Premier League, Leroy Sane (Manchester City), Emre Can (Liverpool), Skodran Mustafi y Mesut Özil (Arsenal).

alemania inglaterra reus henderson

Sin embargo, la lista de Gareth Southgate para este partido tiene bastantes más novedades. Quizás es porque el seleccionador inglés esté buscando su once ideal, o porque muchos de los jugadores a seleccionar no estén rindiendo al nivel que se esperaba de ellos. Por eso ha incluido en la lista de jugadores a Jermaine Defoe, un jugador que a pesar de encontrarse en un buen momento de forma (14 goles con el colista Sunderland) llevaba sin jugar un partido con los Three Lions desde 2013, o a Phil Jones, cuya última aparición con la selección databa de 2015. También incluye a los novatos Jake Livermore del WBA, Nathan Redmond y James Ward-Prowse del Southampton, tres jugadores que reciben un premio debido a su buena temporada, y que en el caso de los dos últimos reconoce el buen papel que está haciendo el Southampton en este año, con cuatro jugadores convocados en total. En el apartado de bajas Inglaterra tampoco se libra de bajas importantes, ya que ni Harry Kane ni Wayne Rooney han sido convocados debido a sus diversas molestias físicas, dos bajas importantísimas que además atacan un lugar tan delicado como la delantera, dejando a Jamie Vardy, a Marcus Rashford y al ya nombrado Jermaine Defoe como encargados de perforar la red alemana. Aunque por fortuna los delanteros tendrán ayuda desde el centro del campo, ya que la temporada de Dele Alli está siendo perfecta no solo en lo que a juego se refiere, si no que sus cifras están acompañando, y el joven centrocampista ya acumula 14 goles en la Premier League. También es baja Jordan Henderson, ya que el centrocampista del Liverpool no ha podido recuperarse a tiempo de sus dolencias, y Phil Jones, que pese a iniciar la concentración previa la ha tenido que abandonar por una lesión en el entrenamiento del martes.

Como apuntábamos antes, los partidos entre Alemania e Inglaterra son un clásico en el fútbol europeo, ya que además de los tres puntos en juego (o incluso nada como en este partido), es uno de esos partidos donde también está en juego la honra o el honor de cada país. Alemania e Inglaterra han sido tradicionalmente rivales en Europa, protagonizando varios conflictos armados hasta mediado el siglo XX, que afortunadamente han pasado a la historia y se han trasladado a los campos de fútbol. Ambas selecciones se han enfrentado en 34 ocasiones, con 16 victorias para Inglaterra, 4 empates y 14 victorias para Alemania, unas estadísticas muy igualadas que en los últimos años también han sido así, ya que en los ocho enfrentamientos de este siglo XXI cuatro han sido para los ingleses y los otros cuatro para los alemanes, con resultados abultados como el 1-5 que endosó Inglaterra en 2001 o el 4-1 a favor de los alemanes en los octavos de final del Mundial 2010. El último partido acabó con un 2-3 favorable a Inglaterra, con goles de Toni Kroos y Mario Gómez en la primera parte y con los goles en la segunda parte de Harry Kane, Jamie Vardy y Eric Dier (este en el minuto 91) para completar una gran remontada

inglaterra mundial 1966Pero sin duda el partido más recordado es la final del Mundial de 1966 que se disputó con Inglaterra como anfitriona en el estadio de Wembley. La selección entrenada por Sir Alfred Ramsey logró vencer el campeonato tras ganar en dicha final por 4-2, con un gol de Martin Peters y tres de Sir Geoff Hurst, incluido el famoso gol fantasma que rompía en la prorroga el 2-2 que reinaba en el marcador, y que hacía que Inglaterra pasará a dominar el partido, poniendo él mismo el 4-2 final en el último minuto del partido.

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.