El Tottenham se empeña en darle emoción a la Premier

Un gol de Christian Eriksen a los 11 segundos allanó el camino al Tottenham ante el Manchester United. Los Spurs terminaron imponiéndose por 2-0 a los Red Devils en un encuentro gris pero que da emoción al campeonato liguero, en el cual hay cuatro equipos en cinco puntos.

El estadio de Wembley se vistió de gala, registrando la mejor asistencia en la historia de la Premier, para acoger el partido destacado de la jornada 25. Los de Pochettino recibían al Manchester United en un encuentro clave, tanto para londinenses como para mancunianos, en la lucha por las posiciones europeas.

El primer golpe de la batalla lo dio Christian Eriksen a los 11 segundos de juego. El jugador danés mandaba al fondo de la portería un balón rechazado en el área, tras el balón en largo del central, para colocar el 1-0 en la primera jugada del partido. El extremo del Tottenham conseguía, de este modo, el segundo gol más rápido en la historia de la Premier, justo por detrás de Ledley King que lo hizo a los 9 segundos en 1992.

El tanto de Eriksen poco cambió el planteamiento de Mourinho que siguió con un estilo de juego conservador. Ni el debutante Alexis Sánchez ni Lukaku pudieron intimidar a Lloris en esta primera parte donde los Red Devils a penas llegaron en dos ocasiones. Sin embargo, se encontraron con el 2-0 antes del descanso. Phil Jones despejó mal un balón colgado de Trippier que se introdujo en la portería de David de Gea, que no pudo hacer nada. La mala fortuna se alió con el central que anotó, desafortundamente, el segundo del Tottenham.

El guion del encuentro poco cambió en la segunda mitad ya que fue un nuevo 'acoso y derribo' del Tottenham. Hasta 12 veces llegaron al área de David de Gea los Spurs. Son, Kane hasta en tres ocasiones, Dele Alli y Eriksen gozaron de diversas oportunidades para hacer el tercero.

La anécdota del choque la puso el jugador belga del Manchester United, Fellaini. El mediocentro entró sustituyendo a Jesse Lingard en el 63, para buscar un gol que le diese algo de emoción al encuentro, pero se tuvo que marchar lesionado en el 70, siete minutos después. Fellaini sufrió un golpe y tuvo que dejar su sitio a Ander Herrera.

2-0 ha sido el resultado final de este Tottenham contra el Manchester United que deja los puestos Champions en un pañuelo. Entre los Spurs, que ocupan la quinta plaza, y los Red Devils, que mantienen la segunda posición, tan solo hay cinco puntos de diferencia. La próxima jornada, la situación se puede de aclarar un poco más ya que jugarán Liverpool y Tottenham en Anfield.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.