Saltar al contenido

Los Spurs evitan que el Arsenal sea líder en solitario

Empate en el Emirates entre Arsenal y Tottenham (1-1). Resultado muy frustante para los 'gunners' ya que perdieron la ocasión de ser líderes. En la primera mitad se adelantó el Tottenham por mediación de Kane. Empató en la segunda mitad Gibbs tras una asistencia fabulosa de Özil.

Un enfrentamiento entre Arsenal y Tottenham solo significa una cosa, derbi del norte de Londres, si a esto le sumas que en el partido de antes el Manchester City no lograba ganar al Aston Villa, y que por lo tanto los 'gunners' tienen el liderato en su mano, el Fly Emirates se convierte en el lugar idóneo para ver un autentico partidazo de fútbol.

Los primeros veinte minutos de juego tuvieron un solo dueño, el Arsenal de Wenger, ganó en presión y en mejor manejo de balón ante unos Spurs metidos en su campo que no lograban salir. Pero la posesión no era suficiente para superar la defensa rival y con el paso de los minutos los de Pochetinno se fueron soltando y avanzando metros hacia la portería de Cech.

La primera ocasión tardó en llegar y no fue para los locales como era lo más predecible, sino que estuvo en la cabeza de Eric Dier pero no estuvo lo suficiente acertado como para subir el tanto al marcador. El que sí estuvo acertado fue Kane, un pase en profundidad de Rose desde la línea del centro del campo cogió a la defensa del Arsenal muy descolocada y Kane sorprendió a los centrales plantandose frente a Cech y definir con clase y tranquilidad ante la salida del meta.

El tanto hizo tambalearse al Arsenal que sacó la peor cara de la temporada, convirtiendose en un equipo plano y predecible, mientras que por lo contrario los Spurs cogían confianza y disfrutaban de los minutos más cómods desde que se iniciara el partido.

La segunda mitad comenzó sin ningún dominador claro y a los pocos minutos el partido se rompió, abriendose de tal forma que comenzaron a llegar las ocasiones que se pudieron contabilizar a pares para cada uno de los conjuntos. Sobretodo fueron claras las ocasiones que tuvo Giroud en su cabeza, la primera la estrelló contra el larguero y la segunda pocos minutos después se fue por muy poco, ambas ocasiones salieron de las botas de Özil que durante la primera mitad estuvo ausente pero que en esta segunda parte comenzó a ganar mucho protagonismo en el partido.

Pero no solo era el Arsenal el que disponía de grandes oportunidades para marcar, también el Tottenham pudo haber sentenciado el encuentro de no haber sido de dos grandes intervenciones de Cech, primero a un disparo cruzado de Eriksen que logró desviar, dos minutos después salvó la más clara de los visitantes, un cabezazo de Alderweireld a bocajarro obligó a tirar de refeljos al guardameta. En el minuto 76 la historia cambió por completo, de nuevo Özil ponía desde la derecha un centro perfecto al segundo palo, esta vez fue Gibbs, que acababa de ingresar en el campo, el que tan solo tuvo que golpear el balón para batir a Lloris que mucho hizo en tocar ligeramente el balón antes de que este besara la red.

Antes de finalizar el partido con el empate a uno, el Emirates vio como en dos ocasiones Lloris salvaba el gol de los 'gunners'. Así con todo, el Arsenal salvó un empate que le debe saber a poco ya que perdieron la ocasión de ser líderes, los de Wenger acusaron las cuantiosas bajas. En cuanto al Tottenham tras un mal partido la pasada semana en su estadio han recuperado las buenas sensaciones que hacen que sea uno de los equipos a tener en cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *