Saltar al contenido

El City consigue en Wembley su pase a la final de la FA Cup

Precioso partido en el que un gran City se impuso con autoridad al Chelsea 

El sol reinaba en una preciosa tarde de domingo sobre el estadio de Wembley para conocer quien acompañaría al Wigan a la gran final de la copa de Inglaterra. Ambos equipos ofrecieron un gran espectáculo que finalmente se decantaría  2-1 para el lado de los citicens gracias a los goles de Nasri y Agüero.

El Chelsea salió con casi todo su equipo de gala a falta de Ahley Cole, muchos de ellos descansados después de que Rafa Benítez les dejara en el banquillo el pasado Jueves frente al Rubin Kazan en Europa League. Hazard, Mata y Demba Ba se mostraban como las principales referencias ofensivas.

Mancini por su parte, daba entrada a Nasri en ausencia de David Silva, Pantilimon en la portería  con Hart en el banquillo y Nastasic por el habitual Kolarov. Por lo demás contaba con sus mejores hombres con las referenciasen en ataque del Kun Agüero y Tévez.

El partido comenzó con unos primeros 10 minutos impresionantes del City en el que pudo adelantarse en tres ocasiones con Agüero de protagonista. Si esto no llegó a materializarse fue única y exclusivamente gracias al santo al que Chelsea tiene la mala costumbre de encomendarse demasiado últimamente, Cech con sus intervenciones logró que el resultado no se moviera durante los primeros arreones del City.

La tónica del partido se mantuvo igual durante los primeros 25 minutos con Chelsea totalmente encerrado en su área aguantando la constante presión del City. Cuando tenía pinta que todo seguiría igual, Hazard consiguió golpear un rechace en el área rival que con un extraño bote superó a Pantilimon, sin embargo cuando todo el estadio cantaba el primer gol del partido apareció Kompany para despejar de cabeza en la línea de gol.

Esta ocasión parece que dio ánimos a los blues y tuvieron los mejores diez minutos de la primera mitad en los que pusieron al City totalmente contra las cuerdas. Pero cuando todo esto ocurría, Nasri, después de una jugada en la que se llevó con algo de fortuna el balón tras varios rebotes en el área blue, consiguió superar a Cech fusilando a pocos metros de la portería poco antes del fin de la primera parte.

La segunda mitad prometía ser vibrante y así fue. Al minuto del saque de centro, el internacional Gareth Barry colgó un balón al área que remató formidablemente de cabeza el Kun Agüero ante el que no pudo hacer nada el meta del Chelsea. A partir de ahí comenzó el constante ataque del Chelsea que veía como se le escapaba el billete para la final.

Hazard, el mejor del conjunto londinense, comandó las constantes llegadas al área rival, que se desesperaba viendo como todas las ocasiones eran desperdiciadas por falta de puntería o por muy buenas intervenciones de Pantilimon. Cuando Benítez se disponía a dar entrada a Torres para aumentar su ataque, Demba Ba recogió un gran pase de David Luiz enviando el balón con un duro disparo al fondo de la red.

El partido se rompió y tanto el Chelsea como el City comenzaron un frenético duelo a base de contras para conseguir llevarse el partido. Finalmente se le acabó el tiempo a los de Benítez que acaban con la racha de no perder un partido en una eliminatoria en la FA Cup desde 2008. El estadio se despidió  con los aficionados del lado del City entonando el “Blue Moon” para dar las gracias a su equipo por llevarlos a la final de la copa de Inglaterra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.